La Cabaña

El viento que azotaba era tal que sus cabellos ondeaban con furia contra su rostro. Ni siquiera la capa que la cubría podía protegerla del fuerte vendaval. Como si no fuera poco luchar contra todo pronóstico en contra de la fuerza de la naturaleza que no la dejaba seguir, tuvo que detenerse asustada ante el fuerte estruendo que sonó, provocando así que toda la colina retumbara. Tras dos pasos mal dados, el oscuro cielo de la noche se iluminó, alumbrando todo el paisaje por una sola fracción de segundo. El rayo impactó contra aquel árbol milenario tan adorado por todos los habitantes de Treeghost.

Primero fue el viento casi convertido en tornado, después el estruendo y, en aquel momento, las nubes hicieron su labor y descargaron sobre toda la zona.

Caroline se internó en el bosque con la esperanza de dar con el pequeño refugio. Aquello retrasaría su regreso al hogar, pero la protegería de la lluvia que habría durante toda la noche. Ella conocía bien el temporal de su zona. Cuando Gaia se enojaba de aquel modo no dejaba de castigarles hasta la entrada del siguiente día.

Necesitaba entrar en calor y resguardarse del frío y lluvia.

Aunque tarde, llegó hasta el viejo refugio de madera, el cual estaba rodeado por un total de tres grandes árboles. Una antigua leyenda relataba que, al tomar contacto las gotas de agua con sus hojas, se formaba una cúpula protectora del lugar que lo envolvía, mitigando así la fuerza de los eventos naturales que, tan a menudo, se veía envuelta aquella área.

La cabaña, aunque pequeña y vieja, tenía un mullido colchón. No era el lugar más adecuado para el descanso, pero siempre era mejor que dormir al raso y en la intemperie. Todos por allá conocían aquel punto de descanso, por lo que, la norma no escrita indicaba que era la última persona quién se encargaba de respostar de leña la cabaña.

Caroline colocó algunos troncos de leña en el interior de la chimenea. Con el crujido y calorcito de la lumbre se fue adormeciendo hasta quedar profunda y plácidamente dormida.

© Angels Bemar, 2021

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s